Reflexiones desde la luna

24/8/08
Aquella mañana me levanté antes que el alba despertara. Eran las seis, preparé mi mochila con lo justo y salí con mi bici a dar un paseo por la ciudad.
Las calles estaban mojadas por el frío de la madrugada. En un ambiente de penumbra pedaleé con diligencia por la avenida cercana a mi casa. El silencio y la oscuridad acompañaban mi viaje. Sentía la libertad del que camina sin saber a donde va. Un olor a lluvia y tierra mojada lo llenaban todo. Los neumáticos de mi bici se bañaban en los charcos que encontraba a mi paso. Recuerdo ese aroma de mezcla de goma y de agua. Todo hacia presagiar que aquel viaje iba a ser diferente.

Quizás porque yo mismo me sentía diferente, o tal vez porque hay momentos en la vida que te ocurren cosas que nunca hubieras imaginado. Y ese día deparaba algo que nunca olvidaría durante el resto de mi vida.

Hasta que al llegar a un cruce, el semáforo se tornó rojo. En ese mismo instante observé como un vagabundo se acercaba a mí muy despacio. Sus pasos lentos, pausados, directamente hacia mí.

Perdí la vista al semáforo y al llegar, me miró fijamente. Sus ojos eran azules como el mar, su mirada clavada en mi rostro. Me quedé inmóvil, sin pestañear, sabiendo que en cualquier momento, algunas palabras saldrían de su boca.

Y tras un buen rato, no recuerdo exactamente cuanto, se dirigió a mí y me preguntó:

- ¿Dónde vas?

Su voz penetró en mi alma como una aguja de seda. Cerré mis ojos, no podía mantener el reflejo de su mirada en la mía.Respiré profundamente, me quedé callado por un momento y con voz temblorosa le dije:

- A la luna.

Eso es todo lo que recuerdo de aquella mañana. A partir de ahí, solo sé que me encontré perdido en el mar de la serenidad a 384.400 km de mi casa, es decir, de la tierra.
Es ahí, en la enigmática luna donde comienzan mis reflexiones.

11 comentarios:

mi despertar dijo...

Yo vivo del otro lado de tu luna cerca del agua mecida por las nubes y con estrellas que iluminan mi sendero de amor.....

besos desde mí

mi despertar dijo...

No existen
fronteras
para
el Amor

thoti dijo...

.. tiene que ser alucinante encontrarse perdido en el mar de la serenidad a tanta distancia de lo cotidiano..
.. que siempre te pierdas, amigo, donde quieras encontrarte..
.. un fuerte abrazo para ti..

Patricia dijo...

Dicen que la luna resplandece como el alma y nos sigue donde vamos paso a paso nos alumbra el camino mostrandonos con sus fases nuestros propios cambios...
me gusto mucho tu post, y mas tu blog.
un abrazo,

Mar y ella dijo...

Lacear la luna con los suaves lazos del amor,es recorrrela cada día,es sentarse en una de sus esquinas y seguir pedalenadole a los sueños en la vida...
Mariella

thoti dijo...

.. que la distancia al hogar se acorte.. que El sea siempre nuestro universo..
.. un abrazo con todo mi afecto, amigo mío..

lourdes quintana dijo...

hola como estas?? hace ya mucho tiempo que no te escribo... y dejame desirte que he extrañado cada una de tus palabras...un gran abrazo..

thoti dijo...

.. un 2009 llenito de todo lo mejor para ti amigo..

.. un fuerte abrazo y todo mi cariño..

Anónimo dijo...

Esa mágia que tiene la luna para todo el que le gusta soñar, es el destino del paseante que con solo la compañia de uno mismo deisfruta de esa soledad... del silencio que transmite tanto...del decorado que nos regala la naturaleza a nuestra vista y de esa luna qeu con su carita picarona nos invita a su posada...

Un fuerte fuerte abrazo para que lo lleves en tu mochila, un placer leerte.

El hombre callado dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras...

Anónimo...te regalo mi abrazo más sincero...

El hombre callado.

Paloma dijo...

Bellísimas palabras para describir desde dónde escribes y tu fuente de inspiración. Me gusta tu blog. Escribe más...
Me hizo mucha ilusión escucharte en la radio. Muy buen trabajo con el colectivo Harte.
Besicos maños.