Recuerdo

18/12/06
Cuando la noche llega y mis ojos se cierran,
al morir de un cerrojo oxidado por el tiempo...
Vuelve aquel pensamiento, vuelve aquella amargura
que ronda mi mente en el oscuro silencio.
En esos momentos me encuentro solo,
e inunda mi ser tu recuerdo.
Si; recuerdo esa blanqueza de tu voz inocente,
esas manos delicadas,
aroma que embarga mi alma a cada instante.
Me siento vacío y sin fuerzas, lleno de nada,
y mi nada llena de todo.
Y al recordar, tu recuerdo,
recuerdo que estas conmigo, a cada instante,
a cada momento.

4 comentarios:

elpoetadelascolinassolitarias dijo...

..que bonitos recuerdos tienes hombrecallado.. creo que son el mejor y más eficaz antioxidante, para cualquier candado, por viejo o cansado que se encuentre..

Arteneus... dijo...

lleno de nada...y tu nada llena de todo...que sensación...
hombre callado...es verdad!!no hablas demasiado, pero cuando lo haces...llenas mi corazón con la poesía de tu voz callada y dulce...
te quiero siempre...

Sarai dijo...

Preciosas tus palabras, logran emocionarme.

K dijo...

Simplemente genial, me encanta como expresaste la sensación de estar lleno de nada.


¡Felices fiestas!